Frozen Bubble - Descargar gratis

Frozen Bubble

gratis

Home
Frozen Bubble home
Categoría
Sistemas Operativos
    Licencia
    Freeware
    Frozen Bubble screenshot

    ¿Te gustan los juegos más bien sencillos pero adictivos, muy adictivos? Entonces estamos seguros de que Frozen Bubble se transformará rápidamente en una de esas propuestas de entretenimiento que tendrás muchos problemas para abandonar luego. Y es que sin una propuesta estética que sea una maravilla, ni una enorme cantidad de mundos, este título se las ingenia para de todos modos mantenernos entretenidos por un buen rato.

    En efecto, si alguna vez antes has jugado a otros títulos semejantes, sobre todo el clásico Puzzle Bubble, verás que Frozen Bubble tiene muchísimos elementos en común, con la única excepción de que aquí los protagonistas son pingüinos, claro. Nos han parecido realmente divertidos los personajes, teniendo en cuenta que se trata de animales que le caen bien a todo el mundo, y que además, nos llevan a un hábitat muy peculiar.

    Un detalle no menor de Frozen Bubble tiene que ver con que podemos acceder desde un primer momento a dos modos de juego completamente diferentes entre ellos, para adaptarlos a lo que nuestra idea de entretenimiento indica. El primero de estos modos es el Modo Individual, en el que como su propia denominación indica, tendremos que avanzar por nuestra propia cuenta, intentando superar los 100 niveles del juego. Sí, 100 niveles.

    Luego tenemos un segundo modo de juego, el Modo Dos Jugadores, en el que nuevamente la cosa está bastante clara. Lo que tienes que hacer en estos casos es enfrentarte directamente con un amigo o conocido, para ver quién posee una mayor habilidad. No pierdas de vista que no es necesario que utilicen dos ordenadores, sino que desde el mismo teclado puedes enfrentarte a tu amigo para intentar derrotarlo, por lo que no se requiere nada más.

    ¿Pero qué es lo que tengo que hacer? Bien, si no sabes cuál es el objetivo del juego, verás que es uno por demás sencillo, un punto a favor que sin dudas posee. Tienes que lanzar bolas de colores, siendo que existen varios colores posibles, y las mismas se irán acumulando. Ahora bien, tu tarea es que se acumulen las bolas del mismo color juntas, porque en el preciso momento en que tres de ellas entren en contacto, desaparecerán.

    Es decir, contamos con un objetivo inmediato que es el de lanzar bolas de colores intentando que aquellas que tienen los mismos colores se junten entre ellas, y uno más a medio o largo plazo que se encuentra relacionado con limpiar por completo la pantalla de bolas. Por supuesto, en el modo de juego que involucra a dos jugadores, ganará quien limpie la pantalla más rápidamente, y en el de un jugador, pasarás de nivel cuando hayas hecho lo propio.

    Cada uno de los lanzamientos de bola que realices podrás guiarlos completamente, de modo que estará en tus manos el éxito o el fracaso de cada tiro. Es importante que te tomes el tiempo necesario para aprender a controlar este mecanismo, y no te frustres al comienzo, porque resulta algo complicado poder maniobrar cada lanzamiento.

    Por supuesto, a medida que vamos avanzando de niveles en el modo de un único jugador, veremos que la dificultad del juego también aumenta de forma notoria. De hecho, sólo unos pocos niveles pueden pasarse al primer intento que hagamos. Con el correr de cada nuevo escenario, el techo que forma parte de la pantalla estará un poco más bajo, y podrás notar entonces que tienes mucho menos tiempo para tomar cada una de tus decisiones.

    Evidentemente, en el mismo momento en que una de las bolas de colores toca el techo, habremos perdido la partida, aunque siempre podremos volver a comenzar exactamente en el último nivel al que accedimos. Luego, y a diferencia de lo que ocurre con muchos juegos semejantes pero que se encuentran integrados a plataformas sociales, en este caso no hace falta que tengamos que pedir vidas ni nada por el estilo para seguir intentándolo.

    ¿Qué tal los gráficos de Frozen Bubble? Bien, tenemos que decir que nos llamó la atención principalmente lo agradables que resultan a la vista, y aunque está claro que no son los de un juego de última generación, resultan más que suficientes. Todos los movimientos están perfectamente realizados, y además los efectos cumplen. También el sonido ayuda a que la experiencia en general de entretenimiento sea más completa.

    Un último detalle antes de terminar nuestro análisis relacionado con Frozen Bubble, tiene que ver con que no podrás ejecutar el juego a menos que previamente te hayas tomado la molestia de instalar algunos elementos en tu ordenador. Hablamos concretamente de Perl y SDL_Perl. De todos modos, si no cuentas con ellos no te preocupes porque instalarlos lleva apenas segundos, incluso menos tiempo que el juego en sí.

    En resumen, podemos decir que Frozen Bubble es un juego divertido, sencillo y adictivo, en el que tendremos que darle una mano a nuestros amigos pingüinos mientras intentamos limpiar la pantalla juntando bolas del mismo color. Su propuesta no difiere demasiado de otros juegos simples pero entretenidos, aunque a favor tiene el hecho de que dos jugadores pueden disfrutar de la propuesta desde un mismo ordenador, enfrentándose entre sí.