World of Goo - Descargar gratis

World of Goo

de pago

Autor
2D Boy
Categoría
Sistemas Operativos
Licencia
Shareware
World of Goo screenshot

World of Goo es un clásico juego, disponible actualmente para ordenadores Windows, como así también para Linux, Mac y dispositivos móviles con sistema operativo iOS o Android, que te permitirá entretenerte a partir de una propuesta realmente sencilla, y que sin embargo, con el paso de los niveles se vuelve cada vez más adictiva. Por supuesto, en esta ocasión vamos a detenernos concretamente en lo que ocurre en el caso de Windows.

El juego se trata sobre todo de poder llevar las bolas de Goo de un lado al otro de la pantalla, generando entonces una especie de caminos para que puedan llegar al sitio al que deben arribar sin inconvenientes y en el menor tiempo posible. Para ello, tendremos que aprender a desarrollar nuestras habilidades, ya que habrá que arrastrar las bolas por la pantalla, y aunque es intuitivo el movimiento, no sale fácil de un momento para el otro.

Como en todo juego que se precie de tal, verás que a medida que avanzas de nivel, las cosas se van poniendo cada vez más complicadas, puesto que los caminos que tienen que seguir las bolas de Goo ya no son tan sencillos o cortos como antes. A eso se suma el riesgo que existe de que alguna de las bolas se rompa en el camino, puesto que comienzan a aparecer todo tipo de trampas en cada escenario, y están allí para provocar daño, ni más ni menos.

Y seguramente a estas alturas de estar probando el juego te habrás encontrado con que el protagonista del mismo es un personaje bastante curioso. En efecto, no se es otra cosa que una sustancia con toda la apariencia de ser pegajosa, que se encuentra formada por células con vida, que se vuelven sólidas cuando son arrastradas o soltadas por la pantalla, permitiéndonos realizar todos los movimientos necesarios en cada nivel.

Para poder alcanzar el siguiente nivel de este título, tienes que poder trasladar o enviar todas las partículas de Goo a la tubería que se va a encontrar siempre en el otro extremo de la pantalla, aunque como decíamos los obstáculos serán cada vez mayores. El problema es que además, a medida que dejes atrás los niveles iniciales, vas a encontrarte con que tienes que enviar más partículas de Goo a la tubería, y eso te llevará más tiempo.

Por supuesto, este juego como cualquier otro cuenta con algunos pequeños trucos o trampas que podemos llevar adelante, y es que existe la posibilidad de crear enlaces entre las partículas, uniéndolas para acercarte poco a poco hasta la tubería corriendo menos riesgos y tardando mucho menos tiempo también. Sin embargo, tienes que cuidarte de no usar toda la sustancia sino hasta enviar la última partícula a la tubería.

También deberás aprender a controlar la física del juego, teniendo en cuenta que la fuerza y la colocación de los lanzamientos de las partículas son los elementos que determinarán si llegan a destino, o si lamentablemente se quedan en el camino. Es por este motivo que, cuanto más practiques lanzando las partículas, incluso si se quedan algunas en el camino, mayores serán las chances de tener éxito en tus partidas.

Además de eso, verás que en todos los escenarios del juego es posible encontrarnos con carteles que, mediante el humor y algunas pistas curiosas, nos indican determinados consejos que deberíamos seguir si pretendemos tener éxito para superar los diferentes obstáculos que se presentan ante nosotros. Sin dudas, estar atento a la información que allí se nos provee es de vital importancia para dejar atrás todos los inconvenientes.

¿Qué tal es el apartado gráfico del juego? La verdad es que no está nada mal, teniendo en cuenta que si bien por supuesto no cuenta con la definición que puede tener un título desarrollado para las últimas consolas del mercado, sí posee una estética única, que le hace inconfundible respecto de otros juegos semejantes, y ese es un aspecto que valoramos muchísimo. Si juegas a World of Goo, puedes estar seguro de que rápidamente vas a distinguir cada uno de sus elementos.

En resumen, podemos decir que apenas si tiene puntos en contra o que no nos han convencido, y de hecho se trata de un título que logra conquistarte rápidamente por lo sencillo que resulta aprender a utilizarlo, como por lo adictivo que se vuelve por esa mecánica tan curiosa que tiene para permitirnos pasar de nivel. Si no tienes un ordenador demasiado potente y de todos modos quieres usarlo para divertirte, es sin dudas una buena alternativa.

En cuanto a los requisitos de este juego, tienes que saber que debes contar con un sistema operativo Windows XP o versiones siguientes del de Microsoft, además de un procesador de 1 GHz o más veloz, una memoria RAM de 256 MB, una tarjeta de vídeo de 32 MB 3D, y una tarjeta de sonido compatible DirectX 9.0c y un espacio en disco mínimo de 100 MB. Como puedes ver, no se trata de un juego exigente en absoluto, y podrás disfrutarlo en cualquiera de tus ordenadores.